¿Cómo construir y sostener un cuerpo colectivo que se siente y se sabe parte de un movimiento mayor que está transformando el mundo?

​¿Qué significa poner el cuerpo en un contexto social de aislamiento y distanciamiento?

¿Cuáles son las huellas que dejamos cuando estamos en movimiento?

¿Cuáles son las huellas que nuestros cuerpos eligen seguir para continuar recorridos que ya marcaron otres a lo largo de la historia?

El colectivo Hay Futura presenta Poner el cuerpo, ser voz colectiva.

Una serie de intervenciones gráficas, acciones sonoras y lumínicas en las paredes, el suelo y ventanas del patio de la CNB, testimonios sobre los múltiples significados de “poner el cuerpo”.

Durante todo el mes de marzo, ofrecemos actividades para conmemorar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora. Nuestros cuerpos fueron desde siempre juzgados, comentados, violentados. En el espacio público y en el ámbito privado, nuestros cuerpos luchan, resisten, disienten. En una coyuntura donde los cuerpos individuales se ven forzados a replegarse, a separarse, a habitar espacios domésticos muchas veces amenazantes, a existir como imagen de pantalla, la puesta en común de la palabra que teje redes y fomenta diálogos aparece como un acto potente que da forma a un cuerpo colectivo presente, poderoso, contenedor y transformador.